Crossfit

Llevo dos años haciendo CrossFit y estas son mis conclusiones

Empecé a hacer Crossfit hace un año y once meses y practiqué continuamente durante este tiempo. Tuve solo 3 meses en total (es decir, no continuos) de inactividad durante los cuales no pude realizar esta actividad por alguna lesión o dolor. En este post quiero resumir algunas de mis conclusiones más o menos objetivas (dado que no me interesa venderte la actividad) junto con preguntas para el que quiera iniciarse o informarse en el asunto.

Ante todo, lo más importante que hay que aclarar es que “CrossFit“es una marca. No es el nombre de una actividad física, es una marca que uno al poner un gimanasio de CrossFit (que de ahora en adelante lo llamaremos “box”) licencia y obtiene el permiso para utilizarla. La diferencia principal con los gimnasios que deciden dar clases de “entrenamiento funcional” es que estos últimos decidieron no abonar la licencia y por lo tanto no pueden usar el nombre CrossFit o decir que dan clases de. Consecuentemente, si uno obtiene la licencia de uso de la marca debe contratar profesores que estén certificados como entrenadores de CrossFit junto con otros requerimientos que supongo serán necesarios para mantener la maquinaria comercial activa. Esto sirve para aclarar que:

Se puede practicar CrossFit (o entrenamiento funcional) en un gimnasio, casa, parque o cualquier lugar en tanto que el profesor sepa lo que está enseñando. Ahí entra en juego el criterio de cada uno para elegir el profesor: es importante que nos transmita que sabe lo que está enseñando y que sepa explicarnos por qué un ejercicio se hace de una forma y no de otra, pero por sobre todas las cosas, que no nos deje continuar con un ejercicio si ve que lo estamos haciendo mal.

Ahora, yendo a preguntas puntuales, quiero plasmar algunas que suelo recibir de gente que quiere meterse en el tema.

¿Qué hacés en CrossFit?

En resumen, se hacen ejercicios de dificultad moderada. Parece una boludez, pero en el fondo la cuestión termina siendo eso. La mitad de todo el repertorio de ejercicios de CrossFit se hace utilizando el propio peso de cada uno (cosa que lo hace muy conveniente para practicarlo en el parque, por ejemplo), la otra mitad es una mezcla de ejercicios de levantamiento olímpico, de barras, uso de pesas rusas y algunos ejercicios colgándose de la barra. Pocos ejercicios son “técnicamente” complejos, pero muchos, sino todos, son potencialmente muy peligrosos para las articulaciones (o espalda) si no son realizados correctamente. En esto reside el problema de tomar clases con un profesor que no sea estricto con los ejercicios: te podés hacer pelota, en serio.

Pesa rusa o Kettlebell

Pesa rusa o Kettlebell

 

¿Es para todos realmente?

Como argumento de venta y publicidad, parece buenísimo, pero desde mi perspectiva al menos, no es tan así. Todos los ejercicios cuentan con adaptaciones que lo hacen más sencillo y que permiten ir obteniendo la fuerza que necesita el ejercicio hecho de manera “estricta”, lo cual es ideal para el que recién empieza. Esto hace que la actividad sea ideal para todos los que realmente quieran empezar y no tengan un estado físico adecuado (como yo hace dos años, por ejemplo); sea porque no tienen fuerza muscular o porque no tienen capacidad pulmonar suficiente para tolerar los ejercicios al ritmo esperado. Pero esto no significa que sea “para todos” en el sentido más general del término. En primer lugar, no podés tener ninguna lesión crónica importante en ninguna parte fundamental de las extremidades. Esto quiere decir que si ante el más mínimo esfuerzo ya te empieza a doler la espalda, la articulación del hombro, la muñeca, el codo, las rodillas o los talones, te diría que no hagas esto. Porque uno de los atractivos de este tipo de entrenamiento es que en la gran mayoría de los ejercicios todo el cuerpo trabaja de manera conjunta. Casi siempre todas tus articulaciones están siendo exigidas con la misma intensidad.

¿Te podés lastimar?

Te podés lastimar, pero también te podés lastimar en el gimnasio o corriendo el bondi. ¿Es más fácil que te lastimes haciendo CrossFit? Y… depende. Si tenés un buen profesor y seguís las recomendaciones y hacés las cosas como se deben es difícil lastimarte. Si sos ansioso y cargás más peso del que deberías o hacés las cosas apurándote porque querés terminar antes de que se acabe el tiempo (como si fuera un competencia, que no lo es) es muy probable que termines haciendo un ejercicio mal y te lastimes. Así me pasó a mi: por cebado y por querer terminar una ronda de ejercicios antes de X tiempo me lastimé una rodilla de una forma estupidísima (haciendo un salto sencillo, como el que hacés para saltar un charco muy grande). Esa lesión me dejó afuera por 2 meses, porque como te decía, todo tu cuerpo debe responderte al 100% para poder hacer CF. Con una rodilla menos, practicamente no podés hacer nada.

CrossFit - Sentadilla

La sentadilla es uno de los ejercicios más utilizados, dado que se “une” con muchos otros ejercicios. Si por algún motivo tu rodilla te duele al hacer esto, no podés hacer gran parte del repertorio de CrossFit.

¿Qué cambios notás?

En esto es donde realmente reside el mayor atractivo de la actividad, al menos para mí. En los primeros seis meses bajé un poco menos de diez kilos (estaba algo pasadito cuando empecé :D). Prácticamente tuve que renovar todo el placard porque los pantalones me quedaban gigantes. Llegado un punto, te deja de importar el peso porque te sentís a gusto con tu estado físico general (siempre y cuando te sigan quedando los pantalones :P). Hoy no sé cuanto peso, muchos dicen que no es una buena métrica porque el músculo es más pesado que la grasa, con lo cual deja de tener sentido estar pendiente de la balanza. A nivel muscular, mi cuerpo jamás marcó los músculos (tampoco en un gimnasio), sí saco masa muscular, fuerza y además está tonificados, pero no se marcan demasiado. Así es mi cuerpo en ese sentido, con lo cual en ese apartado no puedo opinar más que “desde afuera” y decir que a los que practican esto durante cierto tiempo el cambio se les nota bastante. En cuanto al cambio físico más notable, creo que la fuerza y resistencia es lo principal. Sacás mucha fuerza en todo tu cuerpo, pero las piernas, zona media y espalda son los más beneficiados. A los 28 años puedo hacer cosas que ni en pedo hacía a los 20 y que sinceramente jamás creí poder hacer. Estos cambios se empiezan a notar a partir de los 3 meses. A nivel mental no hay mucho para decir ya que cualquier actividad física ayuda a reducir el stress, liberar endorfinas y todo eso, en ese apartado este entramiento no difiere mucho. Lo importante es moverse.

Pull Up: yo en particular nunca había podido realizar más que uno o dos de estos. Hoy puedo hacer muchos, teniendo que parar no por cansancio sino porque llega un momento donde siento demasiada presión en las manos.

Pull Up: yo en particular nunca había podido realizar más que uno o dos de estos. Hoy puedo hacer muchos, teniendo que parar no por cansancio sino porque llega un momento donde siento demasiada presión en las manos.

¿Es preferible a un gimnasio?

Al menos para mí, es un rotundo sí. Fui al gimnasio durante varios años, siempre de manera interrumpida. No conozco a nadie “normal”, es decir fuera del ámbito deportivo o competitivo, que haya ido al gimnasio regularmente durante más de unos meses. Todos tienen periodos de estancamiento o “fiaca” durante el cual lo dejan (generalmente, empieza el frío y lo dejan y empieza el calor y vuelven :D). Yo atribuyo eso a que el gimnasio es aburridísimo: un profesor que solo está levantándose a las minitas que te tira una rutina por la cabeza sin hacerte muchas preguntas, ejercicios repetitivos que a veces saltéas porque no te gustan y resultados no muy convincentes. Aparte como dije más arriba, para mi el mayor atractivo del tipo de entrenamiento que se hace en CrossFit es que casi siempre todo tu cuerpo actúa en conjunto, de la misma manera que tu cuerpo actua en conjunto cuando estás levantando un mueble, por ejemplo. Por esto es que nunca te toca un “día de piernas” o “día de brazos”. Todas las clases entrenás casi todo tu cuerpo de manera integral. Además, está el hecho de que las rutinas de CF nunca son iguales. Cada clase es un trabajo distinto, si bien el repertorio de ejercicios luego de un año ya te lo conocés de punta a punta, las combinaciones son casi infinitas y la dificultad se regula en base al peso y la intensidad que le pongas al ejercicio.

CrossFit - Push Ball

Push ball: al mismo tiempo que se entrenan los brazos y hombros al lanzar la pelota de 9 kilos, se entrenan las piernas mientras se hacen sentadillas. Es un ejemplo de “unión” entre los diferentes ejercicios. A su vez, la forma en la que se utilizan los brazos extendidos, cuando el ejercicio se hace correctamente, ayuda a ganar fuerza para realizar push press, que son las lagartijas o “fuerza de brazos”.

¿Van mujeres?

Esta pregunta me la hacen las mujeres, no entiendo bien por qué necesitan que vayan otras mujeres para ir a hacer algo, pero la respuesta en que sí, van. Creo que el tema pasa porque piensan que es un ambiente muy masculino y en realidad es bastante mixto y, aunque suele haber mayoría de hombres, el ambiente, al menos en los lugares donde yo entrené, no resultó para nada hostil hacia ellas. También es cierto que muchas profesoras de CrossFit están muy marcadas y la mayoría de las mujeres con las que hablo están aterradas de terminar así, porque piensan que a ese estado se llega si levantan un poquito de peso cuando en realidad llegar a ese estado requiere de mucho entrenamiento intenso, alimentación y un sinfín de cosas más. En este apartado, también es muy común ver mujeres que por ejemplo entrenan  con una barra vacía por miedo a “marcarse mucho”. Una barra vacía o con poco peso suele ser muy fácil de levantar, creo que hacés mas fuerza estando sostenido en la baranda del bondi. Para ir a hacer eso, ni vayas. La idea es que te cueste.

¿Y la alimentación?

Hay boxes que promueven cierto tipo de alimentación para “obtener los mejores resultados”. La verdad es que en este apartado solo puedo decir lo obvio: cuidate con lo que comés y listo. Comé variado. Comé colaciones a lo largo del día para llegar con poco hambre a las comidas principales y vas a sentirte mejor. El entrenamiento mismo va a motivarte a comer mejor cuando te des cuenta que después de comerte dos porciones de torta no rendís lo mismo.

¿Vos por qué vas?

Porque me gusta comer, de todo y mucho. Se queman muchas calorías por clase y a los glotones que gustamos del buen vivir nos ayuda a mantener la línea controlada :)

En resumen:

  • CrossFit, o entrenamiento funcional, no es para todos en el sentido más general. Necesitás que todo tu cuerpo funcione bien. Si te ponés W40 antes de hacer cualquier cosa porque tus articulaciones rechinan o empiezan a dolerte, buscá una alternativa.
  • Si vas a empezar, buscá un lugar donde los profesores sean lo más estrictos y exigentes posibles. Que te corrijan, no hagas un ejercicio si tenés dudas, preguntale al profesor. El riesgo de lastimarte feo es alto por el tipo de ejercicios que se hacen.
  • Es más divertido, en mi opinión, que ir a un gimnasio, los cambios en todo sentido se notan con mucha facilidad luego de apenas tres meses de actividad.